en Spotify en Deezder en Apple Podcasts en otros reproductores en Google Podcasts

Instagram


Grupo en Telegram

La No Ficción presenta Un Periódico de Ayer: La Guerra de Corea

Por La no ficción



Podcast #Recomendado



La No Ficción presenta Un Periódico de Ayer


En La No Ficción acaban de lanzar Un periódico de ayer, un nuevo podcast sobre el peso de la historia en las vidas privadas.

Este es el primer episodio, en el que cuentan la historia de un colombiano que combatió en la Guerra de Corea en los años 50.

Pedro Hernando Vergara se fue a la Guerra de Corea en 1952, cuando tenía 19 años. Ni siquiera sabía dónde quedaba ese país. Fue una aventura en la que vio a amigos morir, tuvo amores fugaces y le dejó heridas que aún hoy, a los 87 años, no terminan de cicatrizar.

Habrá un nuevo episodio todos los miércoles. Este podcast es realizado gracias al apoyo del Google Podcasts creator program.




Oye este episodio también en la página oficial de La No Ficción.



El libro recomendado sobre la Guerra de Corea


La guerra de Corea


Guerra de Corea
Parte de la Guerra Fría
Korean War Montage 2.png
El en sentido de las agujas del reloj desde arriba: Una columna de infantería de los EE.UU. a través de líneas chinas durante la Batalla del embalse de Chosin • ONU en el puerto de Incheon, punto de partida de la Batalla de Incheon• refugiados de Corea frente a un Tanque Patton M46 de EE.UU. • Infantería de Marina de los Estados Unidos, dirigida por el primer teniente Baldomero López, aterrizando en Incheon • Avión de combate F-86 Sabre

Fecha25 de junio de 1950-27 de julio de 1953
Armisticio firmado el 27 de julio de 1953
LugarPenínsula coreanamar del Japón y estrecho de Corea
Casus belliCorea del Norte invade su vecina Corea del Sur y reclamación del territorio completo por parte de ambos gobiernos.
Resultado





  • Statu quo ante bellum
  • ConsecuenciasInicio de la rivalidad entres las dos Coreas, la cual se mantiene hasta la actualidad.
    Beligerantes
    Bandera de las Naciones Unidas Comando de la ONU
    Apoyo médico
    Otro apoyo
     Bloque oriental
    Apoyo médico
    Comandantes
    Bandera de las Naciones Unidas Douglas MacArthur
    Bandera de Corea del Sur Syngman Rhee
    Bandera de Corea del Sur Chung Il-kwon
    Bandera de Corea del Sur Paik Sun-yup
    Bandera de Corea del Sur Shin Sung-mo
    Bandera de Corea del Sur Son Won-il
    Bandera de Estados Unidos Matthew Ridgway
    Bandera de Estados Unidos Mark Wayne Clark
    Bandera de Estados Unidos Harry S. Truman
    Bandera de Estados Unidos Dwight D. Eisenhower
    Bandera de Estados Unidos Jim Flick
    Bandera de Reino Unido Isabel II
    Bandera de Reino Unido Clement Attlee
    Bandera de Reino Unido Winston Churchill
    Bandera de Grecia Dionysios Arbouzis
    Bandera de Francia Raoul Magrin-Vernerey
    Bandera de Estados Unidos Robert Sink
    Bandera de Estados Unidos Laurence B. Keiser
    Bandera de Estados Unidos Mark W. Clark
    Bandera de Estados Unidos Matthew Ridgway
    Bandera de Reino Unido Basil Coad
    Bandera de Estados Unidos Sam S. Walker
    Bandera de Estados Unidos Alexander Haig
    Bandera de Estados Unidos Oliver P. Smith
    Bandera de Estados Unidos Walton Walker
    Bandera de Estados Unidos William B. Kean
    Bandera de Estados Unidos William F. Dean
    Bandera de Estados Unidos John H. Church
    Bandera de Estados Unidos James Van Fleet
    Bandera de Estados Unidos John B. Coulter
    Bandera de Turquía Tahsin Yazıcı
    Bandera de Estados Unidos Frank W. Milburn
    Bandera de Corea del Norte Kim Il-sung
    Bandera de Corea del Norte Pak Hon-yong
    Bandera de Corea del Norte Choi Yong-kun
    Bandera de Corea del Norte Kim Chaek
    Bandera de República Popular China Mao Zedong
    Bandera de República Popular China Peng Dehuai
    Bandera de República Popular China Deng Hua
    Bandera de la Unión Soviética Iósif Stalin
    Bandera de la Unión Soviética Gueorgui Malenkov
    Bandera de Mongolia Horloogiyn Choybalsan
    Bandera de Mongolia Yumjaagiyn Tsedenbal
    Bandera de India Jawaharlal Nehru
    Fuerzas en combate












  • Bajas
    Muertos
    Bandera de Estados Unidos Estados Unidos:
    54 246 muertos (33 629 en combate)
    103 284 heridos9​
    Bandera de las Naciones Unidas Organización de las Naciones Unidas:
    3000 soldados muertos de 15 naciones aliadas10​
    Muertos
    La guerra de Corea fue un conflicto bélico en la Península de Corea entre 1950 y 1953. donde se enfrentaron la República de Corea (o Corea del Sur) y la República Popular Democrática de Corea (o Corea del Norte)

    Corea del Sur estaba apoyada por las fuerzas armadas de varios países comandados por Estados Unidos, y Corea del Norte era apoyada por la República Popular China y la Unión Soviética
    La guerra constituyó uno de los tempranos episodios de la Guerra Fría. Acabando con más de 3 millones de civiles y casi el 15 % de la población del norte muerta, fue una de las guerras más sanguinarias de la historia.
    Cinco años antes, tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos y la Unión Soviética acordaron dividir Corea en dos. Trazaron la frontera en el paralelo 38, quedando el Norte a cargo de la Unión Soviética y el Sur a cargo de Estados Unidos. Cada superpotencia controló en su área respectiva la constitución de dos nuevos Estados que quedaron bajo sus correspondientes órbitas: la República Popular Democrática de Corea en el norte y la República de Corea en el sur.
    Aunque se realizaron negociaciones para la reunificación de Corea en los meses anteriores a la guerra, la tensión se intensificó con escaramuzas transfronterizas e incursiones en el paralelo 38. La escalada de tensión degeneró en una guerra abierta cuando Corea del Norte invadió Corea del Sur el 25 de junio de 1950.
    Los Estados Unidos acudieron en ayuda de Corea del Sur para repeler la invasión. En solo dos meses los defensores fueron empujados al Perímetro Pusan, un área pequeña en el extremo sur de la península, antes de que los norcoreanos fueran detenidos. Una rápida contraofensiva de las tropas de Estados Unidos y otras naciones bajo mandato de la ONU, devolvieron a tropas norcoreanas al norte del paralelo 38, casi hasta el río Yalu. Entonces entró en el conflicto la República Popular China del lado del Norte, con apoyo armamentístico de la Unión Soviética. El Ejército chino lanzó una ofensiva que obligó a las fuerzas del Sur a volver al otro lado del paralelo 38. En 1953, la guerra cesó con un armisticio que restauró la frontera entre las Coreas cerca del paralelo 38 y creó la Zona desmilitarizada de Corea, una franja de 4 km de ancho entre ambos países. Desde entonces siguieron produciéndose periódicos rebrotes conflictivos entre ambas partes.
    La participación de las Naciones Unidas (ONU) en la guerra se materializó con varias resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a favor de Corea del Sur, avalando incluso el uso de la fuerza armada. La legitimidad de las resoluciones de las Naciones Unidas con motivo de la guerra de Corea fue cuestionada por la Unión Soviética y otros Estados no alineados con los Estados Unidos, que apoyaban la intervención china. La URSS intentó bloquear la votación ausentándose, pero la ONU no computó como vetola ausencia de la URSS de las reuniones del Consejo de Seguridad en las que se sancionaron las resoluciones cuestionadas. Según los estándares actuales, la operación no hubiera sido clasificada como operación de las Naciones Unidas mediante el uso de la fuerza (art. 42 de la Carta de la ONU), debido a que no fue conducida por el secretario general (ya que fue dirigida directamente por los Estados Unidos, aunque encuadrase fuerzas de otras naciones). Se acusó que el Consejo de Seguridad no dio la oportunidad a ambas partes de explicar su postura (solo lo hizo Corea del Sur) y se procedió al uso directo de la fuerza armada, sin tener en cuenta que Corea del Norte usó la fuerza unilateralmente y había conquistado el 90 % de Corea del Sur cuando las Naciones Unidas reaccionaron.


    La guerra


    Desde 1910, Corea era una colonia del Imperio Japonés.
    El triunfo de la revolución comunista en China el 1 de octubre de 1949 alteró completamente el equilibrio geoestratégico de Asia Oriental. Stalin, que venía de sufrir serios reveses en Europa (como el fracaso del bloqueo de Berlín o el cisma yugoslavo), quiso recuperar terreno en Asia y dio su aprobación de un ataque norcoreano a Corea del Sur. Mientras tanto, la campaña de desestabilización en Corea del Sur contra el presidente acusado de dictador, generó revueltas en los sectores procomunistas del campesinado y sindicatos, que iniciaron una ola de asesinatos y atentados que fueron duramente reprimidos por el gobierno, desatando una virtual guerra civil en el sur.
    Aprovechando el clima de inseguridad y la inestabilidad del Sur, el 25 de junio de 1950, las tropas norcoreanas atravesaron el paralelo 38º y avanzaron hacia el sur, arrasando prácticamente a las fuerzas surcoreanas, que apenas pudieron replegarse en torno a Pusan, con la intención de conseguir una rápida victoria antes de la reacción de las potencias democráticas occidentales.
    Para sorpresa de Stalin, China y los norcoreanos, la respuesta norteamericana fue inmediata, dando al traste con los planes del expansionismo comunista. Washington pidió la convocatoria del Consejo de Seguridad de la ONU y consiguió un mandato para ponerse al frente de una fuerza que respondiera a la agresión norcoreana. La resolución, tomada sin la presencia de la URSS que había rechazado asistir a las reuniones del Consejo como protesta por la negativa estadounidense de reconocer a la República Popular China y la República Popular Democrática de Corea(RPDC)en un intento de bloquear la decisión.
    Con el amparo legal de la Resolución del Consejo de Seguridad, Estados Unidos formó una fuerza expedicionaria bajo el mando del general Douglas MacArthur, que recuperó rápidamente el terreno perdido, apoyado por el bombardeo a gran escala de cualquier ruta, centro logístico o núcleo de Corea del Norte, con uso masivo de armamento convencional y del potente agente incendiario napalm. El 19 de octubre tras intensos combates en su progresión hacia el norte, tomaron Pyongyang, la capital de Corea del Norte. 
    Pero tres días antes, el 16 de octubre, China decide intervenir, y con masivo apoyo militar soviético, mediante una hábil operación de infiltración, consiguen poner fuerzas suficientes en la retaguardia de las fuerzas de la ONU como para poner en peligro sus líneas de abastecimiento, con lo que los Norteamericanos y resto de fuerzas de Naciones Unidas se ven obligadas a retroceder. Las fuerzas combinadas chinas y norcoreanas consiguen empujar a las fuerzas de la ONU hacia el sur, hasta volver a tomar la capital surcoreana de Seúl el 4 de enero de 1951.
    En ese momento, MacArthur propuso el empleo del arma atómica contra China. Tanto el presidente estadounidense, Harry S. Truman, como la mayoría del Congreso reaccionaron alarmados ante una reacción que podía llevar al enfrentamiento nuclear con la URSS. Truman destituyó a MacArthur entre las protestas de la derecha republicana y lo sustituyó por el general Matthew Ridgway.
    La Unión Soviética por su parte manifestó su intención de no intervenir en el conflicto y su deseo de que coexistieran dos sistemas diferentes en la península. El "empate militar" llevó a la apertura de negociaciones que concluirían en julio de 1953, poco después de la muerte de Stalin, con la firma del Armisticio en Panmunjong. En este se acordó una nueva línea de demarcación que serpentea en torno al paralelo 38º, que se sigue manteniendo.16​
    Estados Unidos lanzó 635.000 toneladas de explosivos sobre Corea, y 32.557 toneladas de napalm, una cantidad que supera todas las bombas que cayeron sobre el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial. Entre el 12 y el 15% de la población total de Corea del Norte murió en la guerra, con una cifra de civiles muertos que ascendió a dos millones y medio.11​ Se estima que Corea del Sur y sus aliados tuvieron cerca de 778 000 muertos, heridos y mutilados, mientras que el bando de Corea del Norte tuvo entre 1 187 000 y 1 545 000; además 2 500 000 civiles muertos y heridos, 5 millones quedaron sin hogar y quedaron más de 2 millones de refugiados. Esto la hace una de las guerras más sangrientas de la historia.17​Unos 54 000 estadounidenses y 500 000 chinos murieron en ese conflicto.18​



    El Armisticio: Final de la guerra


    El 27 de julio de 1953 Estados Unidos y Corea del Norte firman el armisticio. Dicho armisticio fue establecido para asegurar el cese total de las hostilidades y de los actos de fuerza armada en la península de Corea hasta que se alcance un acuerdo de paz definitivo, que hasta la fecha aún no se ha alcanzado y por ende ambas naciones se encuentran técnicamente en guerra.
    La firma de este armisticio también estableció la actual zona desmilitarizada de Corea tomando como referencia el paralelo 38 norte; esta línea entre ambas naciones sirve como frontera, una de las más fortificadas militarmente del mundo.29​





    Libro recomendado

    El Batallón Colombia


    El día 27 de junio de 1950 el secretario de la ONU formuló la petición de ayuda para las fuerzas aliadas desplegadas en la península, respondiendo a la llamada naciones como Australia, Bélgica, Luxemburgo, Grecia, Países Bajos, Francia, Turquía, Canadá entre otras, llegando a un total de 18 naciones que ofrecieron apoyo militar. En cuanto a los demás países americanos, se esperaba que MéxicoArgentinaBrasil y Chile colaboraran con un Regimiento y que las demás cada uno aportara una Compañía; muchos de ellos denegaron esta ayuda porque consideraban que en el fondo se trataba de una lucha entre la Unión Soviética y los Estados Unidos.31​

    El 30 de junio, el gobierno de Laureano Gómez Castro ofreció una unidad naval a las fuerzas aliadas y dos semanas más tarde agregó a su compromiso un batallón de infantería, que aún no existía. Aceptadas ambas unidades, el ministro de guerra Roberto Urdaneta envió la fragata Almirante Padilla desde Cartagena hacia la base naval de San Diego (California), bajo el mando del capitán de corbeta Julio César Reyes Canal, con el fin de adelantar reparaciones y adecuación de su equipo para la misión de guerra y un período de entrenamiento para su tripulación. En cuanto al cuerpo de infantería, el Decreto 3927 de diciembre de 1950 creó el Batallón de Infantería Nº 1 Colombia, con destino al ejército de las Naciones Unidas en Corea.31​

    De los 5100 combatientes colombianos que tomaron parte en el conflicto asiático, 111 oficiales y 590 suboficiales participaron en operaciones de guerra y el resto en la vigilancia del armisticio, recibiendo para el efecto el mismo entrenamiento intensivo de los anteriores. El saldo final de la guerra para el Batallón Colombia fue de 639 bajas de combate distribuidas entre 163 muertos en acción, 448 heridos, 28 prisioneros que fueron canjeados y 47 desaparecidos. Pese a esas bajas, el conflicto ayudó a modernizar el Ejército de ese país.​ 
    Las fragatas ARC Almirante Padilla, ARC Capitán Tono y ARC Almirante Brión de la Armada Nacional tuvieron presencia a lo largo de la guerra coreana donde participaron en varias acciones militares.

    El Monte Calvo y la Madriguera


    El Monte Calvo y la Madriguera
    Este es el libro de Jairo Aníbal Niño en el que se incluye el relato El Monte Calvo, llevado también al teatro en innumerables temporadas y compañías teatrales de Colombia; y al cine en un cortometraje inédito, filmado en 1976.

    En El monte calvo, Sebastián es un pordiosero que perdió una pierna durante la Guerra de Corea. 

    Canuto es amigo de Sebastián y comparte con él la miseria de la calle; no entiende las explicaciones de su amigo sobre por qué había que luchar por la patria en una tierra tan lejana. En otras épocas fue payaso de un circo, hasta que un día el público permaneció en silencio cuando interpretaba el número que para él era perfecto. Frustrado, comenzó a llorar en la pista y en ese momento los espectadores empezaron a reír frenéticamente.

    El coronel es en realidad un sargento que enloquecido por la guerra ahora se cree un importante oficial que se va a encontrar con su viejo camarada, Sebastián; los pordioseros esperan sacarle algún dinero para tener al fin una comida decente. En medio de un contexto a la vez trágico y cómico, los amigos pordioseros encuentran que sacarle el dinero al coronel no es tan fácil como parece y se ven obligados a seguirle la corriente al enloquecido camarada.

    El final es extraordinario e inesperado.




    La obra de teatro




    Propinas Voluntarias

    Un aporte que alcance para...

    Archivo

    Mostrar más

    Entradas populares de este blog

    Porno venganza por Cerosetenta / 070 Podcasts

    ¿Tu talla de zapatos cambia? Una app para saber cuánto calzas en realidad